RUINA JURÍDICA Y ESPERANZA

pedroncini_0

RUINA JURÍDICA Y ESPERANZA

Sobre planes criminales y subversión económica, un recuerdo de Alberto Pedroncini

 

Hay ciertas ruinas del derecho que hablan del presente más que del pasado; en ellas, a veces, reside la esperanza de justicia, también la memoria. Hace un año murió Alberto Pedroncini, un incansable luchador por los derechos humanos, amigo de mi abuelo Carlos Axat. Ambos abogados, coincidieron en la APDH en plena dictadura militar.Mi abuelome lo presentó hace ya más de veinte años, yo andaba en el final de la carrera y Alberto era como un faro para muchos de nosotros que frecuentábamos HIJOS y pensábamos cómo salir del laberinto legal de la impunidad noventista.

Recuerdo que,por entonces,Alberto juntaba firmaspara una gran denuncia que había redactado con el patrocinio de grandes juristas de la talla de David Baigún y Beinusz Szmukler, y cuyo encabezado rezaba: “Querella por subversión económica”. Las víctimas directas que firmaban de puño y letra el escrito eran personas excluidas: cartoneros, villeros, personas en situación de calle, piqueteros, trabajadores desocupados, docentes, etc. Y encabezaba la firma de Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Arturo Blatezky. Se ofrecía como testigo al entonces cardenal primado Jorge Bergoglio, y un listado de obispos, reconocidos economistas, periodistas especializados. Como moño final, la denuncia estaba dedicada a la memoria de los Obispos Jaime de Nevares y Jorge Novak.

En un ejercicio de detective del pasado, decido buscar y desempolvar aquella maravillosa ruina del derecho, el documento que tengo guardado en mis viejos archivos de la computadora.Similar a la denuncia de Alejandro Olmos sobre la deuda externa, en la denuncia Pedroncini aparece el coraje de “querellar al sistema”en su complejo fraude al pueblo.Se trata de una medulosa pieza de doctrina que colocaba en el mismo plano el concepto de genocidio económico social por rebajar a pobreza y eliminar a grupos sociales (cuando el concepto de genocidio todavía no era utilizado en los tribunales), la utilización del concepto de tratosinhumanos y degradantes para porciones de población que dolosamente reciben un tratamiento de crueldad al caerse en el abismo. Por último, la idea de subversión económica (ley 20.840) como organizadores de aparatos de poder que perpetran un plan criminal de vaciamiento financiero, a través de la especulación digitada.

La relación conceptual se explica a través de la sistemática exclusión social como forma dolosa de genocidio económico, un sistema aparentemente impersonal que desplaza de hecho la soberanía nacional  y suprimido el derecho de autodeterminación del pueblo argentino, abriendo así paso a la destrucción de los derechos individuales de gran parte de los habitantes del país (librados a su suerte por el apartamiento del Estado como garante de la existencia de tales derechos e impulsor de su realización).Es decir, la denuncia ponía en tela de juicio toda la estructura del esquema neoliberalde los 90 y en ese entonces del gobierno de la Alianza, como “plan criminal” orquestado para producir un magnífico negocio que era el megacanje acordado con los organismos internaciones de crédito, con intermediarios (Pedro Pou, como presidente del Banco Central) y destinatarios (Presidentes de los Bancos que participaron de la especulación). “… No existe “la fuerza ciega de los mercados”, dice Pedroncini, y sigue “… se trata en realidad de conductas transgresoras de agentes claramente individualizables, que persiguen  fines  incompatibles con la efectiva vigencia de la Constitución Nacional y de los derechos humanos. La ilicitud de los fines perseguidos  y/o  de los medios empleados como fuente de responsabilidad penal…”.La “especulación financiera”, la timba, buscaba fugar dinero que ingresaba como dinero fresco prestado.

“… El llamado “megacanje”, mediante el cual el Estado Nacional sustituyó títulos de la deuda pública por 19.000 millones de dólares, pagando tasas superiores al 15 % de interés anual (calificadas de “ruinosas” por el  propio Ministro de Economía de entonces). Este megacanje fue acompañado por el pago de comisiones por 160 millones de dólares a  grandes Bancos, que en muchos casos tenían en cartera los títulos que se canjeaban (de donde resulta que no existía servicio de intermediación alguna en tales casos). Los Bancos que lideraron esta operación fueron el JP Morgan y el Credit Suisse First Boston. La conjunción de ambos procesos condujo a una abierta especulación con títulos de la deuda pública, que demostraba claramente la presencia del delito de subversión económica…”.

La leo y releo y no puedo dejar de pensar que “la querella Pedroncini” debe estar perdida o cajoneada en algún osario de causas de Comodoro Py, durmiendo el sueño de los justos, como Alberto que nos dejó hace un año, pero que nos mira desde algún lado. Y no puedo dejar de comparar  los sucesos que se querellan con los que vivimos en el presente; en realidad me pregunto si –a la larga- tendrán el mismo tratamiento de impunidad. Si en el futuro, pos 2020, existirá o no una derogación como la de 2002 que dejó sin efecto la Ley de subversión económica como cumplido con el FMI y el establishment, para lograr la impunidad de Pou, Escazany y compañía. Lo que queda de aquella debacle orquestada de 2001, los restos de la complicidad civil económica de la dictadura de 1976/83, como capas tectónicas superpuestas al defalco actual.

El filósofo Theodor Adorno decía que “solo en los vestigios y las ruinas existe la esperanza de encontrar una realidad genuina y justa”. Hay ruinas del derecho que nos hacen pensar el presente: ¿Cómo enjuiciar al sistema? ¿Es impotente la justicia ante semejante ardid? ¿Qué ingeniería se necesita para sentar en el banquillo a todo un esquema de vaciamientos y vaciadores? Como cuando veíamos de lejos la ingeniería para juzgar los procesos de memoria, verdad y justicia. Nada es descabellado aun, las ruinas abren el derecho a la esperanza.

Julián Axat, poeta y abogado.

 

Este texto fue publicado originalmente en la Revista Digital La Tecla Eñe:  https://lateclaenerevista.com/2018/07/26/ruina-juridica-y-esperanza-por-julian-axat/

Se puede consultar el documento “Querella Pedroncini” AquíQuerellaporsubversióneconómica-derechoseconómicosolciales[1].genocidio economico

Opinión en Pagina/12, en versión reducida: https://www.pagina12.com.ar/131097-ruina-y-derecho-en-recuerdo-de-alberto-pedroncini

 

 

Anuncios

LAGO ESCONDIDO DEBAJO DE LA SUPERFICIE DE MARTE

 

marte-nasa-670x410

LAGO ESCONDIDO DEBAJO DE LA SUPERFICIE DE MARTE

 

Tomar el hacha del mango

Columpiarla hacia arriba

Y bajar con toda fuerza y velocidad

Hasta quebrar el témpano subyacente

Sobre el que se apoya

La gravedad de un rostro

El cuerpo de un astro lateral que ignorábamos

La columna del esperpento descubierta

Cierta precocidad que no es equilibrio

Y el hacha abre en dos el gajo helado

Mientras el suspiro de Dios comienza a ser tibio

No es el tiempo ni los pasos

Ni la puerta por la que pasamos

Tampoco es el quiebre dejando salir

Un halito de tiempos inmemoriales

Como la poesía que renace

Dejando de ser

La maravillosa musa de las nieves

 

 

 

ESTACIÓN SHELL AUTOPISTA LA PLATA BUENOS AIRES ENCUENTRO CON EL NEGRO CHAVEZ

schell

ESTACIÓN SHELL AUTOPISTA LA PLATA BUENOS AIRES ENCUENTRO CON EL NEGRO CHAVEZ

Cargo solo 500 pesos de nafta y entro al café de la estación
pido y me siento
bebo de a sorbos cuando veo entrar a Gonzalo Leonidas Chaves
cabizbajo como siempre “el Negro” me saluda y pide lo suyo en la barra
lo invito a sentarse a mi lado
hablamos unos pocos minutos
lo suficiente para entrarle a la derrota
tema que nadie quiere tocar
pero al que él acaba de dedicarle un libro
me mira sin tocar su café que humea y sonríe ladino
cuando le pregunto por el futuro
entonces cita a Walter Benjamin
la Historia voraz un fárrago de posibilidades
“el futuro hay que inventarlo”
tiene rostro de profeta cuando sus ojos se hunden
entre lagrimas
no sé si me está mirando a mí o al recuerdo de mi viejo
cuando tenía mi edad
me doy cuenta que la palabra invención lo llena de esperanza
y prosigue con el otro “W” ahora Walsh
en estos contextos de repliegue
el refugio son las bases del Peronismo
Es tiempo de seguir y esperar
Me dice que me hará llegar su libro sobre la derrota
Lo abrazo y le traigo desde el auto unos poemas de regalo
Como todos los días
Sigo mi rumbo para Buenos Aires

NOSOTROS NO FUIMOS TAILANDIA

NOSOTROS NO FUIMOS TAILANDIA

Nosotros no fuimos Tailandia
No hubo agua ni tierra para serlo
Fueron días americanos y con silencio
Sólo vimos Tailandia en la tele
Y la jaula de mi país vecino no se abría
Y la esperanza quedó ahí bajo cerrojo
Mientras todos respirabamos Tailandia
Comiendo pochoclo con la ñata contra el vidrio
y en las casas de electrónica solo pasaban Tailandia
no siendo nosotros Tailandia
Y los pibes que podían morirse fueron
La voz de todos los que no quisimos ser
bajo el agua de mi país
y en su platónica caverna
en el día de mi independencia
en mi país no quisimos ser Tailandia
y si las plazas se llenaban
de gente
hubo un país
para el que aun así
fuimos Tailandia

 

 

Entrevista a Julián Axat: “La poesía como máquina del tiempo” Aletheia, volumen 9, número 16, junio 2018 ISSN 1853-3701

Por Emiliano Tavernini

En el marco de los numerosos estudios referidos a los procesos de memoria de la posdictadura, resulta llamativo el hecho de que han sido poco explorados los trabajos de memoria vinculados a la poesía. Más aún teniendo en cuenta el acercamiento primario y temprano que mantienen los hijos de desaparecidos con la escritura poética (visible en una amplia cantidad de testimonios), la persistencia de la publicación de poemarios por parte de éstos y la abundancia de material inédito que conservan aguardando pacientemente la ocasión de verlo publicado. Relación, por otra parte, paradójica y conflictiva la del pensamiento histórico y el pensamiento poético. En su estudio siempre intentamos establecer la relación problemática entre la ahistoricidad ficcional y desubjetivante de la poesía y el verosímil histórico, testimonial, que plantea la noción de memoria. En última instancia lidiamos con la diferencia entre los conocimientos históricos cognitivos y las representaciones emocionales sobre el pasado, las cuales resultan más efectivas en la transmisión de representaciones e imaginarios intergeneracionales.

Es en este sentido que las obras poéticas de los hijos de militantes desaparecidos y asesinados por el accionar del Estado genocida, afectados por la dictadura cívico-militar, pueden ser especialmente relevantes para indagar, tanto en procesos más recientes de construcción de memoria, como en algunas de sus especificidades menos ligadas a aspectos colectivos por un lado, e institucionales, por otro, de esos procesos. Como sabemos, la materia de la memoria es inestable, metafórica, movediza, por lo tanto, es preciso considerar a la literatura, la poesía, también como escenas conmemorativas y de carácter monumentario que efectuarían cristalizaciones o estabilizaciones del devenir de la memoria intersubjetiva. Pero son monumentos a la manera del traductor de un incalculable, que actúa entre las ruinas del pasado y la voz del poeta. Son monumentos que como dicen Deleuze y Guattari no conmemoran el pasado sino un bloque de sensaciones presentes que sólo a ellas mismas deben su propia conservación y otorgan al acontecimiento el compuesto que lo conmemora.

Julián Axat es hijo de dos militantes populares desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar. Ana Inés della Croce, bibliotecóloga y estudiante de antropología, y Rodolfo Jorge Axat, estudiante de medicina y filosofía, ambos formaron parte del Movimiento Siloísta, más tarde comenzaron a militar en las Fuerzas Armadas Revolucionarias que posteriormente se fusionarían con Montoneros. Fueron secuestrados de su departamento en La Plata el 12 de abril de 1977. Es una tarea difícil definir a Julián Axat sin reducirlo a una sola de las áreas en las que despliega sus intereses, es poeta, editor, abogado, cientista social. Fue editor entre 2007 y 2015 junto con Juan Aiub de la colección Los detectives salvajes de Libros de la Talita Dorada. El proyecto no sólo se propuso publicar poemarios de la generación de hijos sino también rescatar la palabra de poetas desaparecidos o asesinados por el Estado genocida. En el año 2013 obtuvo el título de Magíster en Ciencias Sociales en la Universidad Nacional de La Plata con la defensa de la tesis Una voz no menor: Apuntes etnográficos sobre la justicia penal juvenil (2013). En ese trabajo analiza críticamente su labor como Defensor de Menores en el Fuero Penal Juvenil de La Plata entre los años 2008 y 2013. Desde 2014 se desempeña como coordinador del Programa de Acceso Comunitario a la Justicia ATAJO dependiente del Ministerio Público Fiscal. El principal objetivo del Programa es facilitar el acceso a la justicia de las personas en condición de vulnerabilidad y al mismo tiempo posibilitarles la  participación en el sistema de administración judicial. En poesía publicó los siguientes libros: Peso formidable (2003), servarios (2005), médium (2006), ylumynarya(2008), Neo (2010), musulmán o biopoética (2013), Rimbaud en la CGT (2014) y Offshore (2016) y participó en las antologías Si Hamlet duda le daremos muerte (2010) y La Plata Spoon River (2014). Actualmente publica asiduamente textos poéticos y artículos sobre poesía, justicia y memoria en el blog: www.elniniorizoma.wordpress.com.

La siguiente entrevista tuvo lugar el 26 de febrero de 2018 en el Restaurant El Portal y en su oficina de la Procuraduría General de la Nación en Capital Federal. Nos proponemos contribuir con ella al conocimiento de la trayectoria del autor, a la lectura que realiza de la tradición poética en la que inserta su obra y a cómo resuelve la tensión entre testimonio y ficción en su producción lírica.

Para acceder a la Entrevista:

http://www.aletheia.fahce.unlp.edu.ar/numeros/numero-16/entrevistas/entrevista-201cla-poesia-como-maquina-del-tiempo.-entrevista-a-julian-axat201d

 

 

DOCUMENTOS DE ACCESO A LA JUSTICIA DE “ATAJO” MPF Argentina

thumbnail_banner_web_ATAJO1

Documento:

https://www.fiscales.gob.ar/wp-content/uploads/2016/11/ATAJO-acceso-y-confianza.pdf

ATAJO-acceso-y-confianza

 

guia de buenas practicas

Atajo-cuadernillo promocion de derechos

 

libro ATAJO

LIBRO.FINAL.Atajo_Informe_baja

https://www.fiscales.gob.ar/wp-content/uploads/2017/04/Agencias-Territoriales-de-Acceso-a-la-Justicia.pdf

 

thumbnail_IMG_20180702_211648

Documento:

https://www.fiscales.gob.ar/wp-content/uploads/2018/03/GUIA-DE-BUENAS-PRACTICAS-DE-ATAJO.pdf

GUIA-DE-BUENAS-PRACTICAS-DE-ATAJO

 

Video de la Ponencia en la Ex Esma: Pos-memoria, poesía y justicia

Tiempo futuro: Pos-memoria, poesía y justicia

Julián Axat

Resumen: La exposición trata sobre el proceso de memoria, verdad y justicia en Argentina y tiene como objetivo cruzar aspectos antropológicos, jurídicos y literarios, sobre la posmemoria y la transferencia generacional de las víctimas. Con base en Agamben y Primo Levi, el artículo aborda los problemas que rodearon la irrupción del testimonio judicial en los juicios de los genocidas de la dictadura, y re-pensar su incidencia posterior el proceso de construcción de la figura del testigo / verdad en el activismo y en la producción artística de los Hijos, teniendo en vista el concepto de posmemoria.

Palabras clave: Pos-memoria; Literatura y Derecho; Hijos; Testimonio.

Abstract: The article deals with the process of memory, truth and justice in Argentina and aims to cross anthropological, legal and literary aspects about postmemory and the generational transference of victims. Based on Agamben and Primo Levi, the article addresses the problems that surrounded the irruption of judicial testimony in the trials of the crime of genocide during the dictatorship, and re-think its consequences on the process of construction of the witness / truth in the activism and in the artistic production of the Sons, in view of the concept of post-memory.

Keywords: Post-memory; Literature and Law; Hijos; Testimony.

 

MATILDA & EL ARMAPOESÍAS DE CITY BELL

matilda

MATILDA & EL ARMAPOESIAS DE CITY BELL

 

Sucedió en City Bell

Mi hija encontró el armapoesías

Perdido en la casa

Hace ya más de diez años

 

Desplegamos las palabras sobre la mesa

en su búsqueda

que las oraciones encajen con las palabras

 

Y en su gramática de 7 años armó:

“una tarde cada árbol/ doloroso/ todas las mañanas/

Se cubre / el sol”

 

“Mañana sigo papá…” dice Matilda enseguida

“Como vos… viste papá que yo ya soy poeta…”