La “Jus-literatura”

ESTUDIOS SOBRE DERECHO & LITERATURA

“Hay una carta de Goethe a un amigo que profesaba admiración por lo poetas y los juristas, en que le dice que se empeña en servir y adorar a dos dioses enemigos e incompatibles entre sí…Otros poetas, repelidos y hasta asqueados por lo estudios jurídicos, llegaron a estampar verdaderas maldiciones en el libro de oro de la Jurisprudencia…si nos preguntamos, ahora qué es lo que puede explicar esta frecuente aversión de los poetas y, en general, de los artistas hacia la ciencia jurídica encontraremos como causa, tal vez, la llamada objetividad jurídica, es decir, la tendencia del jurista a abstraerse precisamente de los rasgos esencialmente humanos…”

RADBRUCH, Gustav, “Introducción a la filosofía del derecho” primera edición en alemán 1948, Fondo de Cultura Económica de 1951, pp. 144 y ss 

Algunos trabajos:

1)      Derecho y Literatura. Carlos Perez: http://descargas.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/doxa/91348408909806384100080/021983.pdf?incr=1

2)      El reflejo del derecho en la Literatura: Francois Ost: http://descargas.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/02581739777973606710046/031996.pdf?incr=1

3)      Derecho y Literatura. José R. Nina: https://docs.google.com/file/d/0B3BmETLDGZHAYTAwMWI3M2EtOWI3Mi00M2Y0LTk1ZGUtMTdkMTlhMjE4N2Fl/edit?usp=drive_web&hl=en&pli=1

4)      Derecho y Literatura. Un nuevo modelo para armar. Instrucciones de uso. Andres Botero Bernal: http://www.jus.unitn.it/cardozo/Review/2008/Botero.pdf

5)      Derecho y Literatura. Enrique Marí: http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/public/23582844322570740087891/cuaderno21/volII/DOXA21Vo.II_20.pdf

6)      Sobre el uso de la literatura en la enseñanza del derecho: http://www.eumed.net/rev/rejie/04/prbr.htm

7)      Derecho, literatura y conocimiento. C.M. Cárcova: http://www1.infojus.gov.ar/doctrina/dacf010072-carcova-derecho_literatura_conocimiento.htm;jsessionid=k6rrqbvgaxfb1gu6ad9l4w42u?0&bsrc=ci

8)      LIBRO COMPLETO “DERECHO Y LITERATURA” de Fernando de Trazagnies Granada y Carlos Gatti Murriel: http://blogcristalroto.files.wordpress.com/2011/08/derecho-y-literatura.pdf  

Por último, véase el muy buen blog: http://literaturayderecho.blogspot.com.ar/

 

LA DISIDENCIA Y EL MUELLE. Por Julián Axat, defensor juvenil

(…) La ley es como un navío que el legislador despide desde el muelle

 

Y al que ya no puede controlar

 

Navega solo con las virtudes y defectos del texto

 

Y el art 114 de la Constitución Nacional navega solo

 

Con sus enormes carencias estructurales

 

Con su delegación de poder constituyente en el legislador ordinario

 

Y con su parquedad sus oscuridades y su hibridez

 

Todos quedamos en el muelle

 

Podemos recriminarnos y hasta llorar

 

Pero a lo largo de décadas el texto y la institución fueron navegando

 

Con múltiples accidentes, chocando con escollos y arrecifes y casi naufragando

 

Hasta el punto de la parálisis que obliga a una reestructuración urgente (…)

 

 

 

Estas palabras las recojo del voto del Dr. R.E.Zaffaroni, a favor de revocar el fallo de la Dra. Servini de Cubría. Pienso en la metáfora legisferante de los navegantes, en los muelles, puertos, arrecifes, en los llantos… En cada hora que se bota un barco hacia el azaroso curso oceánico. Las palabras que tomo de esta disidencia de un juez de la corte me llenan de esperanza. Encuentro un lugar de luz en ellas, una suerte de botella al mar, un mensaje a futuros jueces, abogados, miembros constituyentes.

 

 

 

La juventud tendría que tomar ideas fuerza de esta cita. El lugar de la palabra en una parte de la sentencia que es la minoritaria, pero por la manera en la que fue concebida, se abre como consejo de esperanza mayoritaria. Ninguno de los otros cortesanos destella en sus palabras. Los otros seis jueces teclean burocráticamente el lugar común de una palabra gastada, corporativizada, homogeneizada, previamente tasada y distante (¿o acaso no sabíamos que iban a decir eso?). La “oscuridad y la hibridez” al decir del fragmento escogido por Zaffaroni.

 

 

 

No hay metáfora en las palabras del voto mayoritaria, pues en ella no hay luz ni porvenir, ni sentido popular de las cosas. Hay palabra y corporativización de la palabra (rellenar el sentido que la corporación le vino dando al art 114). Si la ley es el navío; es hora de volver a pensar los muelles, la forma de las embarcaciones, a sus navegantes y a los pilotos de tormentas. La Corte, ahora sí en pleno y sin metáforas, lo sugiere entre líneas: si no les gusta, cambien la constitución. No es mala la idea. 

Federico della Croce. Abogados Bohemios & Poetas

Image

Abogados Bohemios & poetas
Federico della Croce 14/9/1883 – 3/1/1941

Nací un año después de la fundación celebrada por Dardo Rocha y Julio A. Rocca
maestro a los 16 al poco tiempo me recibí de veterinario que nunca ejercí
más tarde de abogado y así embalado aprobé cursos de escribano
pero en 1922 fundé del diario La Opinión de La Plata asumiendo la profesión de periodista
trabajé codo a codo con los obreros en la imprenta y a la vez en la redacción
comenté en tres tomos la constitución de la provincia y la ley de municipalidades
textos que en estos tiempos son restos inhallables
me asumí bastante conservador pero nunca tanto como para la época
pues el dandysmo y la bohemia me podían más que el abolengo
es que me enloquecía la música el tango y el jazz, los burros y el Casino
los porteños Manzi, Cadícamo, Discépolo, Maffia… eso tanto como caminar
ser flaneur por la rambla Marplatense
acompañado en especial de mis hijos varones
ellos bien engominados como el padre también me obsesionaba la poesía agonista de mi compadre Lopez Merino
y
la pintura maldita de un tal Koek Keok de quien fui mecenas y recibí varios cuadros 
antes de morirse borracho y consagrarse en Holanda
y tocar el piano en especial oir a mi hijo “Pilico” tocar el piano
y yo mientras fumar un habano a su lado oteando el infinito por la ventana
en el primer piso de 9 y 48 contemplando una ciudad que no conoceré
hoy me recuerda un monolito sucio y garabateado en calle 6 y 54 

(Julián Axat,
en memoria de mi bisabuelo y de la familia della Croce)