Propuestas para “institucionalizar” derechos niños, niñas y adolescentes (Pcia. de Buenos Aires-2012)

Poder Ejecutivo Pcial- Ministerio de Desarrollo Social.

Pcia y Sistema Protectorio Integral General (art 4 CDN -1,4,5, ley 26061).

Fortalecer y complementar desde la Provincia de BA la AUH, creada por Decreto PEN 1602/09 (pcipio efectividad art 29 ley 26061)

Envión: Ampliar- expandir el volumen y universo de beneficiarios.

Esteblecer un régimen o marco legal que consolide el programa, desde un enfoque de derechos (salir de cierta volatilidad o contingencia política).

Complementariedad del envión con otros derechos y beneficios. Mejorar en caso de percepción de la AUH, o en caso de becas (módulos envión con diferentes montos).

Incorporar la Partida envión como parte de Presup de Subsecretaría Niñez y Adolescencia (Promoción y Protección).

Establecer y proyectar rubros e ítems dentro de prog. envión en Presup. Gral 2012

Insertar mecanismos de control de monitoreo, gestión y calidad en la asignación-ejecución de envion dentro de los Convenios con Municipios y relación con ONG y entidades privadas.

Establecer registro estadístico de información sobre envión, incluyendo legajos por beneficiarios.

Organizar área de monitoreo-centralización de la información y gestión multiagencial de envión.

Subsecretaría Niñez y Adolescencia.

Promoción y Protección (13.298 – Dec. 300/05))

Fortalecer e incrementar la capacidad de acción e intervención de la promoción y protección en libertad y en familia, es decir, sin apelar a la excepcionalidad (art 39 y 41 ley 26.061, 35 h ley 13298) o la superposición del sistema policial-penal (ley 13634, Dec 8031/73; art 15 ley 13482).

Enfoque de exigibilidad de derechos económicos, sociales y culturales.

Promover la sanción ley financiamiento propio de la ley 13.298 (Dip. Sandra. Cruz – M. Evita)

Implementar “Mesas barriales” de niñez y adolescencia (Proy Marta Arriola). Herramienta de mapeo y prevención (art 6 ley 26061). las mesas deberían articular con todos los efectores de Promoción y protección, como también con Centros de Referencias.

Fortalecer políticas de “protección ordinarias” (art 32 a 35 ley 13298) : centro de día, parador, seguimiento, CPA, guardia-servicio externo hospital, hogar transito).

Llevar a cabo una política de control riguroso y de disminución de “medidas protectorias excepcionales” (abrigos, comunidad terap, hogar, etc) con fortalecimiento de ambito familiar de pertenencia y lazos con comunidad barrial.

Dar publicidad y transparentar el sistema de registro, almacenamiento y procesamiento de datos (R.E.U.N.A), realizando riguroso e inmediato control (jerárquico) e intervención sobre las medidas protectorias que los servicios zonales y locales dispongan (especialmente un control más efectivo sobre la razonabilidad de los “abrigos”).

Replicar y fortalecer experiencia de efectores de minoridad como el Programa “Barrios Adentro” a cargo de la Lic. Ana Pazdera – La Plata (Altos de San Lorenzo). Clínicas de vulnerabilidad en territorio.

Revisar convenios con Comunidades Terapéuticas, en función del cumplimiento de la normativa, en relación con el art 33 ley 26061, y la reciente ley nacional 26.657, especialmente en todo lo que hace a la actual convivencia de jóvenes menores de edad, con personas adultas (violación 7c de la CIDN; Regla 13, Beijing; 36 inc. 4° de la ley 13634- De allí que también se afecta Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de los Menores Privados de libertad: Regla 29); la perdida de Recreación por parte de un niño (Afectación Regla 47 Reglas de las Naciones Unidas para la Protección de los Menores Privados de libertad); y perdida de contacto con su familia y visitas” (art 35 Inc. 5 de la ley 13634). Todo esto ha sido denunciado oportunamente en Expte N° 21701-5852/11 en trámite por ante Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires.

Revisar el sistema histórico de cupos-plazas del sistema de promoción y protección.1 Incluyendo toda tercerización de servicios de salud mental.

Salud mental: Fortalecer todo lo que sea servicio externo hospitalario, centro de día, parador, salita, atención comunitaria y ambulatoria.

Fortalecer interrelación (bi-agencial) entre el Ministerio de Desarrollo Social, Subsecretaría de Niñez y Adolescencia y el Ministerio de Salud y la “Subsecretaría de Atención de las Adicciones” (SADA).

Fortalecer y mejorar protocolos en salud mental – resolución del Ministerio de Desarrollo Humano N° 171/2007 (Anexos).2

Fortalecer niveles de intervención, gestión y control de los Servicios Zonales en cada Departamento. Analisis de los recursos humanos hoy desplegados; y evaluación sobre su influencia/capacidad de acción en territorio.

Calle y territorio: Fortalecer capacidad de acción en territorio, en especial sobre niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo y calle facilmente captables por agencia policial (art 37 ley 13298).

Ver arriba réplica “Barrios Adentro” (Local-Zonal).

Despliegue por áreas, teléfonos abiertos (0800); mejorar y fortalecer abordaje in situ. Mejorar dotación de ptrofesionales por áreas, guardias, turnos.

Establecer convenios con organizaciones sociales, org. de DDHH que vienen trabajando el tema., y proy. de extensión Universitaria. Creación de protocolos de actuación e intervención con casuisticas de casos de niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad en vía pública.

Desmantelar en La Platal el Programa Mixto Policial-Asistencial: “Unidad de Prevención Juvenil”, y redireccionar hacia un programa de atención de vulnerabilidad “in situ” (en la vía pública) con cumplimiento estricto a los arts. 33 de la ley 26.061 y 32 de la ley 13298.

Establecer acuerdos de intervención y no superposición con el Ministerio de Seguirdad de la Provincia de Buenos Aires.

Fortalecer atención en paradores diurnos-nocturnos, dotarlos de personal adecuado que brinden seguimiento real a los casos que se presenten.

Estrategia de revinculación o derivación desde zonal-local.

Educación: Conflictividad juvenil. Establecer protocolos de actuación y resololución de conflictos (acordados en conjunto con el ministerio de educación) para casos donde se registre situaciones de violencia. Que permitan la rápida intervención de efectores capacitados en la temática y que eviten la intervención policial.

Concentrar sistema de registro, almacenamiento y procesamiento de datos sobre todas las intervenciones realizadas en la Pcia., realizar evaluación de impacto y diagnóstico general. Informe- Publicidad.-

Poner en funcionamiento interministerial, con cronogramas de encuentros.

Responsabilidad Penal Juvenil (ley 13.634)

Sistema cerrado: Realizar una política fuerte hacia la transparencia y apertura de los mecanismos tradicionales de encierro (“des-engome”); fomentando la recreación diaria- socialización. Organizar una política centralizada y descentralizada de fortalecimiento de lazos -autovalimiento desde los derechos económicos, sociales -culturales. Con miras a la inmediata integración de los jóvenes infractores en la familia-sociedad (erradicar la “tumba”).

Generar un marco de comunicación fluido, sólido y transparente hacia el Fuero Penal Juvenil que facilite la orientación de los objetivos trazados.

Generar un marco de reglas claras hacia dentro y fuera de los lugares de encierro (destruir los reglamentos internos hasta ahora existentes).

Especialmente respecto de los jóvenes: Crear un reglamento general (por resolución ministerial) de vida con contenidos claros y sencillos;3 que incluya régimen de vistitas, recreación, salidas, y especialmente sistema de Sanciones (las que deberán tener con control judicial).

Modificar paulatinamente la aorganización arquitectónica de los lugares de encierro, propiciando la centralidad de los espacios abiertos-recreativos; evitando la celda de aislamiento individual.

Reglamentar el sistema de “cupos”, establecer cantidad-capacidad total de plazas reales. Generar un intercambio con área dentro del Poder Judicial a fin de que tenga conocimiento sobre la existencia de cupos.

Generar mecanismos transparentes de seguimiento y admisión de jovenes detenidos y alojados, dando participación del Poder Judicial.

Que los centros de Recepción cumplan con la función asignada según la reglamentación (resol. 172/07 del Ministerio de Desarrollo Humano Anexo III, especialmente el PUNTO 4).

Reorganizar y transparentar las asignaciones en “Caja Chica” de cada lugar de encierro. Control externo permanente desde Subsecretaría.

Realizar encuentros y acuerdos mínimos sobre la relación derechos de niñez y adolescencia/situación de los trabajadores de minoridad con Gremios ATE y UPCN. Especialmente con el fin de capacitar sobre el tipo de trabajo dentro de los lugares de encierro.

Dotar, reorganizar y distribución la tarea y funciones del personal de minoridad dentro de cada lugar de encierro, con miras a dar prioridad a la recreación, socialización y participación educativa durante el día. Prohibir taxativamente el encierro durante el día, salvo por sanción la que deberá ser comunicada a la autioridad judicial y a la defensa.

Fomentar y fortalecer el vínculo con la Universidad (proyectos de extensión) a fin de que se llevan a cabo programas y actividades dentro de los lugares de encierro. Lo mismo respecto de programas del Ministerio de Educación; voluntariado o ONG interesadas.

Reorganizar y fortalecer el sistema de intervención en servicios de salud dentro de los lugares de encierro. Guardia “permanente” dentro de lugar de encierro: Servicio de salud mental (1 psicólogo permanente cada 10 jóvenes, 1 psiquiátra permanente). Atención médica y odontológica (1 médico clínico permanente y 1 odontólgo). Guardia permanente en enfermería (al menos 2 enfermeros por guardia). Con respectivos consultorios dentro de lugares de encierro. Que garantice servicio de derivación inmediata que no dependa de los vehículos del personal de minoridad.

Direccionar servicio de salud mental y la dotación de trabajadores sociales con el fin de construir un dispositivo para el afuera y así retornar/reconstruir/fortalecer lazos para externación.

Realizar y exigir informes completos y periódicos sobre la situación de salud de las personas alojadas (con comunicación al poder judicial)

Generar y fomentar microemprendimientos. La inversión en maquinaria , tecnología o en materiales para uso y aprendizaje de los jovenes pensada con un sentido estratégico en la socialización, autoabastecimiento, o para intercambio “real” con el afuera.

Realizar semestralemente informes sobre la situación general de los lugares de alojamiento de jóvenes en toda la Provincia.

Sistema abierto-referencia-medidas alternativas: Realizar una política fuerte hacia la “responsabilización” y autovalimiento desde un enfoque de mínima intervención punitiva y exigibilidad de derechos económicos, sociales -culturales.

Mejorar recursos materiales y humanos. Mejorar Dotación planta profesional de seguimiento de “casos” remitidos por el Sistema Penal Juvenil. Abogados, psicólogos, trabajadores sociales (Como mínimo, cada Centro de Referencia debería contar con 2 abogados, 5 psicólogos, 10 trabajadores sociales, 5 empleados).

Establecer protocolos de actuación según casos de derivación: resolución conflicto vecinal, violencia doméstica, arrestos domiciliarios, probations, etc. Los protocolos de intervención-remisión pueden ser acordados con el poder judicial.

Seguimiento de casos: Esablecer protocolos de “seguimiento territorial” de arrestos/probations/pautas de cumplimiento. Los protocolos deberán tener en cuenta el tipo de iinformación-reserva según funcionario judicial al que está dirigido (defensor, juez, etc).

Elaborar propuestas de intervención “socio-educativas”, las que deberán estar dirigidas a incentivar la participación de los jovenes remitidos, y cuyo fracaso no podrá ser atribuido a ellos mismos.

Establecer acuerdos de derivación inter-ministerial de casos (derivación con CPA, con áreas de educación, etc).

Fomentar y fortalecer el vínculo con la Universidad (proyectos de extensión) a fin de que se llevan a cabo programas y actividades ambulatorios. Lo mismo respecto de programas del Ministerio de Educación; voluntariado o ONG interesadas.

Establecer diagnósticos individual de cada caso en particular derivado, elaborando estrategias de intervención y articulación familiar, con vista-intervención del Fuero de Familia.

Designación del Defensor del Niño: artículo 16.1 del Decreto 300/05, reglamentario de la Ley Nº 13298.

Julián Axat

1 Un promedio de 50 mil niños y adolescentes son abordados anualmente por el Sistema Provincial de Promoción y Protección de derechos en la Provincia de Buenos Aires a través de equipos interdisciplinarios que trabajan en todo el territorio provincial, ya sea en instancia local como zonal. Frente a situaciones que requieren tratamientos específicos, medidas de protección especial o de abrigo, la Provincia posee 12.500 plazas en 680 organizaciones no gubernamentales (ONG´s) entidades privadas y hogares oficiales, de acuerdo a diferentes modalidades y dispositivos que incluyen: Modalidad convenio: 385 Centros de día; 180 hogares convivienciales; 35 pequeños hogares, 18 pequeños hogares especializados. Modalidad tercerizadas: 19 comunidades terapéuticas (327 plazas); 5 clínicas psiquiátricas (105 plazas); 10 hogares para discapacitados (443 plazas); 9 centros de día salud (188 plazas). Oficiales: 17 Hogares oficiales; 7 casas de Abrigo (100 vacantes)…”. Véase: http://www.desarrollosocial.gba.gov.ar/subsec/niniez_adolescencia/programas/promocion.php

2 Guía de intervención para la obtención de prácticas de salud en el marco de los Sistemas de Promoción y Protección de Derechos del Niño y de Responsabilidad Penal Juvenil, en la etapa de transición. Véase: http://www.asapmi.org.ar/publicaciones/articulos/articulo.asp?id=467

3 En la actualidad existe una experiencia piloto de reglamento y régimen de vida que recién comienza, y que ha tenido el visto bueno de la Comisión por la memoria de la Pcia de BA.

Apuntes para una intervención en salud mental juvenil sin amenaza

Por Julián Axat 

En primer lugar, me interesa pensar este tipo de espacios de encuentro y dialogo entre los diferentes campos del saber para generar discusiones enriquecederas-interdisciplinares, que expongan tensiones y avances, desde todas las aristas o texturas. Un ejercicio de sinceramiento implica reconocer que todo saber implica una forma de poder, incluso desde quien habla; sin embargo ese poder puede ser reducido desde una ida y vuelta desde una palabra que reduzca los niveles de “retórica”, y maximice el compromiso corporal, la generosidad, escucha, la sensación de alegría y el buen afecto que potencia y/o multiplique: la amistad.

Seguir leyendo.