POBRE PERRO PEOR TRATO A UN PIBE

Cuenta Ramón Tarruella

 

Que en la década del 60 Carniquichio fue el nombre que la sociedad platense le dio

 

Al perro que dormía en la puerta de la confitería Paris de 7 y 49

 

Todo el mundo le acariciaba y daba de comer en especial el dueño de la confitería

 

Cuando Carniquichio murió la gente de bien que frecuentaba la confitería tuvo nostalgia y brindó por la ausencia del perro

 

 

 

Cuenta Nelly Buscaglia

 

Que una tarde de 2013 Alexis de 10 años ingresó a pedir a la confitería Paris de 7 y 49

 

El mozo y el encargado lo agarraron del cogote y echaron a patadas a la vereda

 

Alexis no podía ser contenido en la puerta y la gente que pasaba no entendía el llanto

 

Mientras

 

la persiana de la confitería se bajaba y los comensales seguían tomando su te

 

 

 

Para saber más sobre carniquichio: http://misteriosdelaplata.blogspot.com.ar/2011/11/la-historia-de-carniquicho.html

 

Para saber sobre la historia de Alexis: https://www.facebook.com/nelly.buscaglia?fref=ts#!/nelly.buscaglia?fref=ts

 

 

POEMAS DE GABRIEL GANÓN, ESPERAMOS SU FUTURO LIBRO

 
1.
 
A raul
 
Llego dormido, golpeado sediento
desaparecido,
Sin recuerdos urgentes
Sin recuerdos de las horas ni los golpes
 
Se había perdido pero no rendido
aunque le costaba recordar las piedras
el cuarteto, el polvo y las sierras
menos recuerdos tenía del ultimo polvo apurado,
robado, escondido
esa tarde de visita de aquel domingo
Poema de Gabriel Ganón
 
 
El tiempo, el dolor, la distancia lo habian golpeado
no dormido, seguia erguido mirando altanero
como pirata del aquel rio siempre desconocido
 
Hubo hambre, humillación de candados
para dormir su gallardía
pero lo sobraba sangre para levantarse pronto
para no perder el sueño de un nuevo polvo de ir otra vez a la cancha
porque sabia que le faltaba poco
 
Aunque Se sabia perdido, desparecido
no estaba dormido
su voluntad desafiante lo sostenía
su voluntad de guapo q sorprendía a los carceleros del rio
que no conocía como tampoco al rio que cuando supo
que estaba tan cerca se apago su vida
Su gallardia de guapo de sierra
sacudia paredes a pesar de los golpes
aun perdido en las horas lejanía
 
Lo siguieron bardeando, golpeando
Raul se siguio levantando siempre guapo
inalterable por eso nadie entendió ni creyó
que se había ahorcado sin conocer el Rio
 
 
 
2.
 
Los pibes estan en la esquina
Miran pasar el tiempo, la vida
sin cortes sin rutina
en el cordón de la esquina
Entre corte y corte se apura
algún paso corto entre birra y birra y faso
 
Entre los cortos pasos, los fasos, las tizas
se estiran las horas los días
entre luces, polvos, tiras y risas
Alguien estira otra tiza
pero las risas se apaga
cuando suenan sirenas, corchazos y corridas
Se vienen los ratis se vienen
los ratis que al paso tiran, les tiran
 
Alguno se afloja le pegan paliza
los días se aflojan como las tardes las noches
noches de cama con pocos sueños
 
Xq en la calle no se duerme ni sueña
el duerme lo lavan, planchan o lo llenan de tierra
En la calle hay cama pero pocos sueños
xq nadie quiere dormir y así se sobreviven los dias
Entre tizas, fasos, polvos, risas y palizas
 
Pinta la birra, la pepa y los fierros
para zarpar algun cheto que duerme
en sus lujos y miedos
 
Los chetos se mean se cagan
odian pero no miran
viven su circo
sus circos de lujo, de rave de blanca de pastillas
jamas de de lija, de cumbia, de tizas
 
En la esquina hay otro circo
un circo de vida la propia vida
vida dura pero sin rutina
asi se pasan los dias en la esquina
En la la esquina esquina sin cuadras
Sin manzanas sin tiempo
Xq el unico tiempo que se paga pero no se duerme
es el tiempo solo de golpes que humillan
alla en la jaula
Donde menos se duerme y
y casi nunca se sueña
 

Seguridad en las escuelas u oportunidad para un gran negocio Por Julián Axat, defensor público

Hace pocos días una escuela de La Plata colocó cámaras de vigilancia dentro de la institución, lo hizo con el aval del Consejo Escolar. La razón: vandalismo y robos constantes que ponen en vilo a la comunidad educativa. Los artefactos solo se encenderían cuando las puertas de la escuela se cierran, es decir fuera del horario lectivo; por lo que la medida no traería ningún perjuicio para los niños y jóvenes que asisten a dicha escuela.

 

 

 

Bajo el mismo justificativo el gobierno de Macri en 2010 contrató empresas para colocar cámaras en escuelas, pero la justicia capitalina se lo prohibió. Lo mismo ocurrió en La Plata en 2011, cuando se colocaron cámaras en la escuela de calle 23 y 76, y la justicia ordenó retirarlas de inmediato. La razón en ambos casos: no se trata de desconocer el problema del vandalismo y los robos que azotan a determinada institución educativa, sino en todo caso hay formas menos invasivas que una cámara de vigilancia para resolver el problema de la seguridad externa escolar. Es decir, la cuestión está zanjada en la justicia, y todo aquel que coloca o manda a colocar cámaras de vigilancia en el interior de una escuela, comete el delito de desobediencia.

 

 

 

Pero la cuestión debe ser resuelta por la comunidad educativa en su conjunto, hacia adentro: padres, docentes, autoridades, y alumnos. ¿Se ha escuchado la voz y opinión de los educandos antes de colocar la cámara?. Todos tienen que opinar, y nadie debe imponer una solución desde afuera. El juego armónico entre decisión conjunta del espacio educativo y limites de derechos constitucionales es el que debe dar una respuesta coherente al problema de la seguridad externa del espacio educativo. Y si es más caro otra solución que colocar una cámara de vigilancia, los costes no deben ser asumidos por las humildes cooperadoras, sino por la autoridad de aplicación (municipal y provincial).

 

 

 

Después están los vivos que se aprovechan de estas circunstancias. Imaginemos el negocio que implica para empresas que venden soluciones de seguridad hacer lobby en Consejos Escolares e Intendencias para que todas las escuelas y jardines públicos tengan monitoreo por cámaras de vigilancia interna y fuera del horario lectivo. Imaginemos el jugoso negocio que amasarían en todas las instituciones del conurbano; lo cual incluye no solo compra, sino colocación, y también la reparación. Es evidente que existen fuertes intereses capitalistas para incidir sobre la política y sobre la comunidad educativa, y así generar la demanda de un dispositivo que el mismo capitalismo tiene listo para proveer. La seguridad no solo existe, sino también es una industria rentable.

 

 

Una escuela no es una calle, ni un domicilio particular. No olvidemos que el “Gran Hermano” avanza lentamente y hacia todos los lugares que puede. En eso no hay etica que lo pare. La escuela es un lugar de derechos, un lugar donde el ojo de la cámara aun cuando está apagada, genera la idea de “sospecha”. Si los docentes, alumnos y padres entregan o ceden ese espacio al panóptico que llega para quedarse, habrán cedido un lugar privilegiado

MI TEORÍA DE LAS FICCIONES. Por Julián Axat

                                                               a Enrique Marí

El derecho suele ser literatura
La literatura no es derecho
La derecha es ensayística
La izquierda ficción
La policía dicta talleres literarios para armar causas
Los jueces suelen ser pésimos poetas
Los poetas son excelentes jueces
El derecho suele matar
la literatura sanar
La norma suele ser un verso
Los versos son las normas
Whitman era mejor jurista que Kelsen
Carl Schmitt mejor poeta pero un Nazi jurista
La literatura a la larga te enferma
el derecho te convierte en burócrata
el Código Civil es la Eneida traducida por Vélez Sarfied
El derecho suele ser mala literatura
De lo que el derecho no puede decir
Lo dice un poema