La memoria, la verdad y la palabra. Julián Axat y Guido Croxatto

Uno de los principios básicos de la hermenéutica (y de la filosofía) es evaluar un texto (una declaración, un discurso) no tanto por lo que se dice sino por lo que omite decir. Por lo que no se dice. Por lo que queda callado. De esta manera se aprende a leer entre líneas y a procesar un mensaje. Lo que más importa siempre, o casi siempre, en la era mediática –donde se nos dice tanto– es lo que no queda dicho (Bourdieu, Ricoeur, Thomas Mann en Mario y el Mago).

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-208678-2012-11-27.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s