Apostilla sobre un poema de Gabriel Ganón

Image
 

La relación entre defensa pública y poesía, está anclada en la Pharresía: decir la verdad en forma honesta, transparente, sin dobleces. Decirlo aun cuando al poder le moleste, decirlo para que le llegue, con la consciencia tranquila que lo dicho, no tiene especulación, más que en la verdad misma, basada en la experiencia, en el sentir el dolor del otro que el poder perpetúa. Escuchemos a Gabriel Ganón,  Defensor Oficial de Santa Fé (1), quien es perseguido por la Corte de esa provincia por decir la verdad, por denunciarla, el poema que sigue es la historia de Diego Cabrera, un adolescente condenado a perpetua, por jueces indolentes, y cortes convalidantes:

Entre las cadenas de hoy

se ensucian los recuerdos de ayer

a veces los siento cerca

casi nunca demasiado

solo me suena la palabra

perpetua

 

Perpetua me digo

perpetuo parece ser mi sufrimiento

me dicen que será para siempre

siempre? siempre qué?

el dolor, las rejas, los golpes, los pinchazos

y si termina todo ahora?

siempre lo pienso

 

Ayer vino alguien

me contó que quizás no era para siempre

no sé si creerle

siempre me mintieron

me dijeron que firmara todo

para que terminara rápido

ya apenas si leo pero igual firme

tampoco les creía pero me agobiaban sus palabras

me dolían, ese lugar

con cruces y vírgenes

 

jesuses y marías que tampoco parecían

intentar ayudarme como decía mi vieja

para explicarles algo para poder llorar

no, nadie me ayudaba, estaban lejos muy lejos

aunque, claro, nos separaba solo un escritorio

 

pensaba que mejor era la cana

tampoco me querían pero estaban mas cerca

podía olerlos, sentirlos, mi dolor por su golpes

nos acercaba, nos hacía más íntimos

 

solo siento cuando siento

dolor, hambre, vacío

no recuerdo adonde estoy

todo parece igual

los gritos, la humedad, la mugre

los golpes que cada día duelen menos

 

A veces también mi piel se rompe

me enfurece que me peguen sin motivo

me pinchen, me planchen

se que mi sangre sigue siendo roja

pero nadie parece verla

 

después de los golpes

cuando el dolor no cede

espero el pinchazo

un flash recorre mi venas

y me duermo

sueño que vuelvo al campo

a correr con los pibes

a pescar en el río

a bañarme en sus aguas marrones

para sacarme el calor

 

cuando despierto otra vez

los días pasan lentos

y tan fríos como las noches

me dicen que estoy en Córdoba

no conozco Córdoba ni ahora ni antes

nadie me visita para contarme como es

 

me trajeron acá

no me querían cerca

antes había estado en Santa Fe

tampoco conocí Santa Fe

solo la celda y el tribunal

gente seria que no veía

las marcas que tenia en el cuerpo

me miraban torcido, raro

como se mira a bicho

 

todavía recuerdo

como cuando llegue al tribunal

esposado, golpeado me señalaban

me husmeaban, me odiaban

querían que hablara que contara

quería llorar y no podía

explicarles que me emborrache

que era la primera vez que salía de casa

que mi tío se volvió loco

que vi el infierno entre alaridos y disparos

que mi tío se volvió loco

que no sabia como pararlo

que el hombre gritaba no se callaba

 

quise correr irme lejos pero

mis piernas no se movían

me quede, después las sirenas

los golpes, las rejas, los candados

abogados que nada me decían

querían irse rápido

terminar con todo

Allí donde Diego Cabrera tiene prohibida la palabra, Gabriel Gánon recoge la experiencia, pone la escucha, y la transforma en un poema; porque además del habeas corpus, la denuncia, o el recurso, Ganón elige la forma literaria como arma de defensor-poeta utiliza que dice la verdad y corroe todos los barrocos forenses, los estilos del buen decir de togas y armiños. Los versos llegan al alma de los injustos y canallas no preparados para la romántica. La honestidad de la poesía, la transparencia del decir, Ganón devuelve la voz a la luz, con la que traspasa la noche.

Julián Axat

(1) Gabriel Ganón es defensor. Hace un par de meses es perseguido por la Suprema Corte de Santa Fé, por defender con énfasis los intereses de los más débiles. Véase: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-203285-2012-09-13.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s