Carroll, Lewis. “Alicia en el país de los espejos”-fragmento

¿De qué clase de cosas no se acuerda usted mejor? -se atrevió a preguntarle Alicia.

-¡Oh! De las cosas que sucedieron dentro de dos semanas -replicó la Reina con la mayor naturalidad-.

Por ejemplo, -añadió, vendándose un dedo con un buen trozo de gasa -ahí tienes al mensajero del Rey. Está encerrado ahora en la cárcel, cumpliendo su condena, pero el juicio no empezará hasta el próximo miércoles y por supuesto, el crimen se cometerá al final

-¿Y suponiendo que nunca cometa el crimen? -preguntó Alicia. -Eso sería mejor, ¿no te parece? -dijo la Reina sujetando con una cinta la venda que se había puesto en el dedo.

A Alicia le pareció que desde luego eso no se podía negar. Claro que sería mejor -dijo- pero entonces, el haber cumplido condena no sería tanto mejor para él. -Ahí es donde te equivocas de todas todas -le aseguró la Reina-. ¿Te han castigado a ti alguna vez?

-Sólo por travesuras -se excusó Alicia-. -¡Y estoy segura de que te sentó muy bien el castigo! -concluyó triunfante la Reina.

-Sí, pero es que yo si que había cometido las cosas por las que me castigaron -insistió Alicia- y en eso estriba la diferencia.

-Pero si no las hubieses cometido -replicó la Reina- eso te habría sentado mucho mejor aún. ¡Mucho mejor, muchísimo mejor!”.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s